viernes, 8 de febrero de 2013

Este jueves, un relato: un segundo de eternidad




Como decía la canción: son aquellas pequeñas cosas... 

Seguramente fue uno de sus primeros regalos de amor, hecho a mano y sólo para ella.


Aún lo conserva, porque forma parte de su vida, y no quiere desprenderse de él. Guardado en su caja de costura, lo coge, como muchas otras veces y lo acaricia. Su mente vuela, sus doce años, vestida con su camisa verde, su falda blanca y sus mocasines azul marino y blanco, y como adorno en el cuello, un corazón de plomo, grabado con la palabra LOVE, conteniendo las iniciales de ella y su amado. 




Lola

12 comentarios:

  1. Ay, hermana, la ternura de los doce años... ¿Y quién te lo regaló? :)

    Un besito y buenas noches.

    ResponderEliminar
  2. Qué bonita la canción de Serrat y qué bonitos recuerdos de los primeros amores que no se olvidan nunca.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Que instante tan bonito vivió si aún hoy está prendido en sus recuerdos. Precioso tema para acompañarlo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Sin dudas, las pequeñas cosas pueden tener dimensiones increíbles, en el recuerdo y en el corazón... y un corazón grabado, sella el eterno sentimiento que alguna vez alimentó al verdadero, al que late en secretos por amores que supieron dejar huella y hacerse eternos.
    Besito y buen fin de semana:
    Gaby*

    ResponderEliminar
  5. Como dice el Nano, "son aquellas pequeñas cosas que nos dejo un tiempo de rosas, en un rincón...." en este caso en la caja de costura, que un corazón guarda una historia que será recordada eternamente.

    Gracias por acompañar estos segundos de eternidad.

    Un abrazo:)

    ResponderEliminar
  6. Primeros regalos recibidos de un tiempo de primeros amores, tal vez aquellos que se recuerden con mayor dosis de añoranza y nostalgia, porque nos hablan de un tiempo de sueños e inocencia, de un tiempo en que despertábamos al amor y a la adolescencia.
    Me gustó tu relato.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Seguro que fue su primer amor. Dicen que ese nunca se olvida.

    Bss.

    ResponderEliminar
  8. Los años en que despertamos al amor primero...quedan suspendidos eternamente en nuestra memoria...precioso.
    Te enlace para tenerte cerca...besos y bienvenida.

    ResponderEliminar
  9. Sí... son esas pequeñas GRANDES cosas que atesoramos.
    Un precioso segundo.

    un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  10. ¡¡maravilloso me parece que haya quien conserve esos recuerdos..tantos años! ya se veìa lo romàntico en el corazòn de la agraciada...Si valoràramos las cosas sencillas...los pequeños detalles...

    saludos

    ResponderEliminar
  11. Pequeñas cosas que van haciendo una vida.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  12. Qué hermoso, guardar esas cosas que detienen el tiempo, que nos marcaron y nos hicieron felices en ese segundo eterno en que sucedió.
    Muy tierno !!!!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar