miércoles, 17 de octubre de 2012

Los jueves, un relato: libros




Jugué en la noche con un gatito blanco y la luna. Viví en un pueblo abandonado entre montañas, donde me contaron historias de cómo librarse del lobo. Paseé por los jardines de la Alhambra, oyendo las leyendas del príncipe Ahmed. Preparé un mole con guajolote, almendra y ajonjo. Me compadecí ante tanto infortunio, en la vida de Pascual. Me dejé seducir por el mejor de los amantes. En una jaima construí un mundo de sonidos con Bachir. Y me enternecí ante las preguntas y respuestas del Principito.

No estan todos, ni mucho menos, sólo son un ejemplo, y con motivo de este jueves he reunido algunos de ellos.

Cuentos, novelas de amor, de crímenes, de misterio, de sagas de familia, libros de historia, forman mi biblioteca.

No podría elegir uno, porque son muchos, y cada uno dejó su huella. Ya el hecho de cómo llegaron a casa tiene su importancia.

Muchos los compré y, traídos como tesoros, fueron el broche a una tarde feliz con mi familia. También vinieron como regalos, siempre bien acogidos. Otros son antiguas novelas de amor desahuciadas, que rescaté de su triste final. Aquellos que fueron leídos una y otra vez, ante la mirada atenta de mis hijos. Los que entusiasmada aconsejé que leyeran mis amigos. Unos ocuparon mis mejores horas de siesta, o la mejor compañía en una tarde de tormenta, y con otros quedé dormida, con la mente llena de sus vidas, y en sueños formé parte de ellas.

Todos ellos forman parte de mí.

Versa un viejo proverbio hindú: Un libro abierto es un cerebro que habla; cerrado un amigo que espera; olvidado, un alma que perdona; destruido, un corazón que llora.

Lola

21 comentarios:

  1. Los libros... qué sería de nosotros sin ellos. Mejor dicho, qué sería de mí sin ellos. He leído tanto durante toda mi vida que no podría elegir uno o dos, por la huella dejada. Todos, en mayor o menos medida, han influido sobre mí, eso sin duda.

    Un abrazo, hermana :)

    ResponderEliminar
  2. qué preciosa prosa. Complimenti por la foto! Cómo olvidar Le Petit Prince!

    ResponderEliminar
  3. cada libro son mil ,vidas mil caminos,mil sueños,altas montañas,islas llenas de piratas,olor a tinta a papel.......y todo comisnza al abrirlo,
    magnifico relato,buena composicion d elas fotos dan ganas de abrir uno y comenzar a leerlo........eligiria el principito siempre me gusto,por ese comenzaria.un saludo

    ResponderEliminar
  4. Miles de mundos esperando ser descubiertos!...me gusta el espíritu de ese proverbio!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Es difícil elegir un solo libro, ciertamente. Me gusta el proverbio que añades al final.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Es cierto, cada libro encierra un mundo al que nos asomamos desde la infancia para siempre fascinados. Uno, nombrar uno, cuesta, te comprendo me comprendo.
    Guardemos esos tesoros, exploremos otros, nunca se termina ese libro infinito de libros.
    Besito.

    ResponderEliminar
  7. Los libros son mi vida, mis sueños, mi ilusión diaria, mi aire,... No hay nada en el mundo que libere tanto, que proporcione tanto placer, tantas horas de sonrisa, de alegría, de goce,... No me imagino qué sería de mi encerrado en algún sitio sin nada que llevarme a la vista y a la mente.

    ResponderEliminar
  8. Muy bonito ese proverbio. Los libros, ¿qué sería de nosotros sin ellos? Nos enseñan tanto que van entrando en nuestras mentes sin apenas darnos cuenta.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Mucho nos parecemos amiga, hasta hemos escrito este jueves de manera similar.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Mientras tenga un libro no estoy sola.

    Saludos :)

    ResponderEliminar
  11. Yo también sería incapaz de escoger un único libro, creo que en mi vida muchos de ellos me han marcado con su lectura de una manera u otra. Maravilloso ese proverbio: Un libro abierto es un cerebro que habla...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Cada momento de la vida, tiene su libro, y dentro de eso cada día el suyo. Buena colección para escoger. Un beso

    ResponderEliminar
  13. Yo,he escogido uno. Pero es cierto que podría haber escogido unos cuantos otros. Es que cada uno es un nuevo mundo, una historia, un amor, un aprendizaje, un dolor y así podríamos enumerar infinidades de cosas que ellos nos transmiten.

    Concuerdo con los compañeros en el proverbio que es de una belleza singular.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Yo sí que he elegido uno, pero más guiado por las circunstancias que lo rodearon que por la belleza (que la tiene y mucha), del propio libro. Son muchos los libros que han llenado mis horas, que me han proporcionado conocimientos, emociones, momentos mágicos, irrepetibles. El proverbio refleja maravillosamente la esencia, la razón de ser del libro y las emociones que despierta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Buen relato con una foto elocuente.

    ResponderEliminar
  16. Que bello creo que lo que escribes al final resume todo Versa un viejo proverbio hindú: Un libro abierto es un cerebro que habla; cerrado un amigo que espera; olvidado, un alma que perdona; destruido, un corazón que llora.

    ResponderEliminar
  17. Es cierto son tantos libros los que nos fueron acompañando a lo largo de nuestros días que es imposible elegir, yo logré destacar uno pero debo reconocer que todos dejaron algo en mi.
    Hermoso lo que escribiste.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. ...y pensar que todavìa existen millones de personas, que pudiendo hacerlo, aun se preguntan...¿para que leer? Deberìamoas invitarlos a esta entrada...

    Mis saludos cordiales

    ResponderEliminar
  19. No del todo en los títulos, pero coincidimos en el espíritu de lo que es un libro, del placer, el sabor que nos dejan. La ilusión de recibirlo, sea tomándolo de la estantería en la librería o de abrir un envoltorio con lazo de regalo.
    Has descrito algo que yo y creo muchos sentimos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  20. Desde luego que cada libro tiene su momento, momentos especiales. El proverbio Carmen, me ha parecido !tan bello!.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Recuperé imagenes a traves de tu relato de algunos libros que también leí.

    Te invito a pasear por Montevideo de la mano por ejemplo de Benedetti. Me gustará acompañarte en el paseo.

    un fuerte abrazo

    ResponderEliminar