lunes, 31 de octubre de 2011

Entre beso y beso

****


Después de amarse, permanecía abrazada a él. Le gustaba que le hablara, daba igual el qué, cualquier cosa le servía, tan sólo quería oir su voz mientras acariciaba su cuerpo.

Y él le contaba mil historias, de cuando fue pirata por los mares del sur, o de su estancia en el faro del fin del mundo, de como escaló las montañas más altas, o cómo se sumergió en los océanos más profundos...

Y ella, extasiada, paraba el tiempo y, entre beso y beso, dibujaba su cuerpo con cada caricia.

Lola



5 comentarios:

  1. pero siempre volvia a esos besos asi que supongo que lo que siempre quiso descubrir lo tubiera al lado .... un saludo

    ResponderEliminar
  2. Qué tranquilizadora escena! Me encanta el amor después de hacer el amor.Un beso.

    ResponderEliminar
  3. El amor no solo es sexo, es también saberse amar. Ellos son pareja en carne y alma; se entregan la vida en una caricia, en una sonrisa, en palabras, miradas, historias. Comprenden que el amor se puede hacer de mil maneras y disfrutan cada quien del otro como si el tiempo solo sirviera para compartirlo y como si el mundo fuera solo de los dos.

    Es muy difícil encontrar un relato que hable de amor y denote sensualidad de una forma tan elegante como el que has redactado.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Encuentros de sentimientos para llenarse de dulces pensamientos. Una ternura encantadora que se denota de unas exquisitas palabras.
    Me gusta mucho....

    Claro que volveré !!!, para mi, siempre es un placer.

    besos.

    ResponderEliminar