jueves, 26 de septiembre de 2013

Este Jueves: Los Recuerdos




Trabajar en un centro para enfermos de alzheimer, no puede dejarte indiferente.

Cariñosamente lo llamamos Richi, a lo que él siempre contesta con un largo : ¿Queee?.
- Ten cuidado no te vayas a caer.
- Ten cuidado, ten cuidado, ¿es que acaso no puedo moverme?- mas inquieto que los demás, con
inestabilidad al andar, propio de su edad, nos preocupa su seguridad.

Gallego, educado y cariñoso, cuando menos te los esperas y sin que te des cuenta, se va a su habitación a coger sus gafas de sol. Se las pone cerca del cuello, en la abertura de la camisa. Y con una sonrisa y antes de que le riñas por haberse ido solo, te dice :

- Son unas gafas eBay, ¿eh?
- Sí, ya veo que son de marca. Seguro que estás guapísimo con ellas.

Me cuentan que su mujer estuvo en Estancia Diurna y, tras su muerte, un día se presentó solo en el centro, " para verla o por lo menos poder darle un beso".

Desde entonces, y después de las entrevistas correspondientes ( tampoco sé que familiares tiene ), está con nosotros.


En horas de descanso, mientras los demás se entretienen en ver la tele, el va de un lado para otro. Tan solo una vez, lo sorprendí interesado en la pantalla, viendo bailar a una pareja, un pasodoble. Su mirada fija, y una sonrisa en los labios. Pude ver como su imaginación volaba hacia ese amor de juventud, que llenó toda su vida.

De nuevo, se levanta y se acerca a la ventana. Sé, que mira mas allá de los jardines que nos rodean. Sé, que sueña en tiempos atrás, hasta donde su enfermedad le permite hacerlo. 

Y por un momento a mí se me parte el alma cuando lo veo. Y le pido a la vida poder disfrutar de mis recuerdos por mucho tiempo.

Lola

20 comentarios:

  1. Has hecho que se me salten las lágrimas.

    ResponderEliminar
  2. un gusto conocerte y leer este conmovedor relato Lola....

    ResponderEliminar
  3. Un relato enternecedor. Lo has contado muy bién.con delicadeza y ternura. Seguro que eres una buena profesional.
    Saludos emocionados.

    ResponderEliminar
  4. Yo también ruego para que los recuerdos no desaparezcan de mi vida, al menos los afortunados :) Un beso, hermana.

    ResponderEliminar
  5. Triste, muy triste, es una enfermedad horrible, se de lo que hablo y te alabo por tratar con ellos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Lo mejor, lo más importante que posee a mi juicio el ser humano, es la capacidad de raciocinio, su capacidad de pensar, sus facultades mentales. Cuando esto desaparece, desaparece gran parte de la vida o al menos de la calidad de esta. No quisiera que esta facultad me abandonara algún día, llenando de oscuridad mi vida pasada.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Tan de cerca me toca este tema, que me parece vivir la historia de nuevo. Muy triste Lola, pero a pesar de ello, se que ellos saben y sienten el amor que se les da.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Yo creo que su mente se pierde en lejanías que van eligiendo de acuerdo a lo que les dicta el corazón. Y sí.... conozco de lo que hablas.

    un beso

    ResponderEliminar
  9. Es crearse otros mundos, ignotos, vete a saber si en ellos entre brumas y fallos, no aflora algo similar a la felicidad si es que existe.
    Besooooooo.

    ResponderEliminar
  10. Es crearse otros mundos, ignotos, vete a saber si en ellos entre brumas y fallos, no aflora algo similar a la felicidad si es que existe.
    Besooooooo.

    ResponderEliminar
  11. La memoria a veces nos juega malas pasadas, se emborronan los recuerdos, se confunden nombres, hechos... una tiene la tendencia a desear que no nos pase, una vida entera de eventos que se borran parece ser una gran injusticia, sin embargo, pienso que el corazón es el que salva lo más querido, nos ayuda a atesorarlo, para evadirse en ese tiempo que ha sido, lo mejor de uno. Una tierna historia Lola, me ha recordado a mi abuelo... que dentro se su dolencia, comenzaba a hablar de cosas que pocos comprendíamos, pero que tenían que ver con vivencias que quedaron allí, muy dentro de él.
    Besos!
    Gaby*

    ResponderEliminar
  12. Siempre uno piensa que sería tan feo olvidar y que lo más lindo es mantener los recuerdos que uno acumuló durante toda su vida... pero hay veces que es mejor olvidar... lástima que el alzheimer no sea una opción, sino algo que sucede... nadie puede optar por tenerlo o no... y eso es una tragedia. Un buen relato para concluir mis jueves, este viernes... así que buen fin de semana! un beso y a descansar para el próximo :D

    ResponderEliminar
  13. Este alzheimer que tanto daño hace a las personas que lo padecen y a las que los rodean. Debe ser todo un placer custodiar al simpático Richi. Un buen relato. Felicidades

    ResponderEliminar
  14. El alzehimer secuestra los recuerdos y alguna que otra vez se vuelve misericordioso y deja un rayito de lucidez al enfermo. Es muy duro. Hace un tiempo dediqué una entrada en mi blog precisamante a esta enfermedad. Te dejo el enlace por si quieres leerlo.
    Olvido

    Bss.

    ResponderEliminar
  15. Tu relato tiene más dureza en cuanto es un testimonio. Es muy tierna esa imagen que describes de cuando se fijó en el baile de la TV.
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Ver la tristeza y la ausencia de cerca, da más ánimos para disfrutar de lo vivido.
    La historia, no por más conocida deja de ser menos impactante.
    Besos y gracias por estar.

    ResponderEliminar
  17. Una enfermedad muy dura, más de lo que parece. es muy triste que al final de tu vida no puedas ni siquiera poder disfrutar de tus recuerdos.
    Me ha gustado leerte.

    ResponderEliminar
  18. Una enfermedad muy dura, más de lo que parece. es muy triste que al final de tu vida no puedas ni siquiera poder disfrutar de tus recuerdos.
    Me ha gustado leerte.

    ResponderEliminar
  19. Me has emocionado y mucho. El alzheimer es una dura enfermedad, pero se ve que este hombre guarda aún algunos gratos recuerdos de su vida en común con su mujer. Además, de tu texto se desprende el gran amor que aún hoy siente por ella. Precioso. Un beso.

    ResponderEliminar
  20. ¡Bueno! De nuevo presente. Ya finalicé mi novelita
    que anda por ahí dando guerra. Espero que también
    me de alguna satisfacción. Me hace mucha falta la
    comunicación con mis amigos del blog y aunque nunca
    lo he dejado por completo, si tuve que elegir...temporalmente,
    pues bien sabemos que las visitas toman su tiempo..
    Un enorme abrazo... y espero seguirte viendo por mi casita...

    ResponderEliminar