lunes, 24 de septiembre de 2012

De sábado a lunes


Este sábado me perdí el concurso de pintura, que ya nos anunció un compañero de la clase de Arte. Me hubiera gustado ir para hacer fotos, pero mi turno de trabajo, de 7:30 a 11:30, llegar a casa al mediodía y ese calor que sigue acompañándonos, me hicieron desistir y más pensando que me quedaban por la tarde otras cuatro horas de trabajo. 

Como al día siguiente libraba, después del trabajo me fui con otra compañera a la feria de la tapa. ¡La VIII Feria de la Tapa! ¡Madre mía!, y yo que no he asistido a ninguna, al menos que yo recuerde.

Ambiente sí que había en el parque Laulhé
. En cuanto a la tapas muy bien, nos gustó lo que pedimos, siempre con mucho cuidado de agarrar muy bien el plato y el refresco, ir esquivando a la gente y mirando para el suelo para no partirnos la crisma mientras buscábamos un sitio donde comer a gusto. 

Una mirada rápida hacia el estanque de los patos, me dió un sentimiento de pena. Dirán: ¿pero esto qué es? De hecho, cuando salíamos de allí, había patos en el monumento a las Tres Marinas, huyendo de la gente, supongo, pero esa es otra historia de la que hablaré pronto.


Como broche final de la noche, pues la intención era tomarnos un helado, nos llevo a la plaza del Ayuntamiento, donde actuaban Melocos, un grupo de jóvenes cuyo nombre me sonaba a chino, pero sus voces y su canciones no. Pudimos disfrutar de sus tres últimas canciones y pienso que también se merecían una plaza llena de público. Claro que tampoco se dió mucha información. Por cierto, son andaluces del Puerto de Santa María.

Ayer, domingo, una visita corta a la feria bastó para disfrutar de dos buenas tapas y buena charla. Se estaba bien allí. Felicito al personal dedicado a la recogida de platos y vasos que los demás dejábamos encima de las mesas, y me sorprendió muy agradablemente la seguridad, en cuanto a presencia de guardias y policías. 

Esta mañana, fiesta local, poco pudimos ver de los actos programados por la celebración del Bicentenario de las Cortes de Cádiz, pero al menos me traje el recuerdo de los personajes de aquella época. Todo en medio de un buen ambiente festivo.  

Y yo me pregunto:  ¿qué he estado haciendo estos años atrás, para perderme todos estos actos?

Seguramente trabajando.

Lola


3 comentarios:

  1. Y ademàs...muy elegante el evento...felicitaciones.

    Mis cordiales saludos

    ResponderEliminar
  2. Me alegra que lo pasaras tan bien, Loli. Suele ocurrir que se nos pasan por alto muchos eventos de este tipo porque sencillamente estamos inmersos en otras cosas. Pero ya que lo conoces, seguro que acudirás cada año.

    Un abrazo y feliz martes.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, Loli, ya sabes que soy muy crítico con la manera de organizar el Ayuntamiento estas cosas... No eres la única que ha carecido de información sobre los actos (yo me enteré del concurso de pintura por Leonor...).

    Sí, la feria de la tapa está muy bien, aunque suele haber demasiada gente, y es un agobio tomarse las cosas de pie y entre empellones; y aunque no hayas ido al resto de actos los años anteriores, no te preocupes, porque como todos los años hacen lo mismo...

    En fin, que me alegro de que lo hayas pasado bien, a pesar de todo.

    ResponderEliminar