domingo, 2 de octubre de 2011

Un fin de semana sin alicientes


****

San Fernando. Cádiz

El viernes no auguraba buen fin de semana, fue un viernes de despedidas y sabía que eso le pasaría factura.

Trató de animarse pensando en que era su fin de semana libre y que tendría 48 horas por delante para poder disfrutar y hacer multitud de cosas, como cocinar para su familia, pasear con su perro, ver alguna película, arreglar las cortinas del salón... Descansaría, simplemente

Pero las horas pasaron lentas... Un día y otro, y no hubo nada que hiciera que desapareciera ese desánimo. Y solo le quedó esperar y desear que al día siguiente fuera distinto.

Lola

2 comentarios:

  1. Espero que la semana empiece sacándote de ese desánimo. No sabes cuántos fines de semana he pasado así. Qué bonita foto del parque.

    ResponderEliminar
  2. Yo también lo espero, hermana. A veces hay fines de semana estúpidos que deseas que pasen cuanto antes.

    Un beso

    ResponderEliminar